domingo, 17 de agosto de 2008

Analisis del comercial de Axe

Comercial Axe

Hay varios comerciales de Axe que hacen ver que usando este tipo de producto, el hombre siempre será “irresistible” para el sexo puesto, pero tomaré uno en especial: Axe Vice.
El comercial comienza con un grupo de policías que irrumpen en una casa y encuentran una mujer preparando comida y con un hombre acostado sobre la mesa con frutas exóticas en el cuerpo. Después aparecen recortes de periódicos con títulos que decían “Ataques a Hombres” y unos oficiales de policía observando a unas jóvenes muy atractivas, pero a su vez parecen ser muy tranquilas e inocentes, como sospechosas. En la siguiente escena esta un investigador en una biblioteca leyendo un libro, con el título, “La fruta prohibida”. Después escucha un grito de una mujer y corre hacia el lugar. Encuentra a una mujer, que es la bibliotecaria, sobre un joven “golpeándolo” con el sello que utiliza para los libros. Lo siguiente que se observa es a investigadores, buscando pistas y huellas y al final encuentran un bote de desodorante Axe Vice. Todo este comercial es acompañado también por la narración del investigador del “caso”, y al final del comercial dice lo siguiente: “Algo me dice que esto no ha terminado. Nuevo Axe Vice, vuelve peligrosa a la más inocente”.
Este comercial es absurdo, porque es ilógico que un desodorante te haga ser un hombre demasiado atractivo y que las mujeres te deseen tanto solo por el hecho de oler bien.
Se han hecho estudios científicos donde se trató de explicar si realmente las mujeres se sienten atraídas por el olor de los hombres, y se llegó a la conclusión que existen ciertos aromas que si las a traen, pero en ningún momento se demostró que solo por este hecho los hombres tuvieran más suerte con las mujeres.
No hay nada real en este anuncio de televisión, no es posible que solo por utilizar cierto desodorante alguien pueda ser irresistible, es verdad que podría darnos cierta confianza el solo hecho de oler bien, pero en ningún momento nos hace ser como lo presentan en estos anuncios, es una realidad alterada que desafortunadamente muchas personas si los creen. La confianza se basa en uno mismo, en una autoestima muy bien establecida y el ser atractivo no es solo un físico hermoso, sino también en una excelente personalidad, ser agradables ante los demás, el buen aroma es solo un complemento, pero en ningún momento es la base para ser atractivo.